V2V: Comunicación entre vehículos

En Informaciónby adminDeje un Comentario

Uno de los principales retos, de cara a un futuro cercano, de los fabricantes de automóviles es promover los denominados “coches conectados entre sí”. Esta innovación está cimentada a través de la tecnología inalámbrica, mediante  el soporte de una red principal por cable basada en Ethernet, con un gran ancho de banda. Esa comunicación entre vehículos tan evolucionada es lo que se conoce como: “vehículo a vehículo”, también conocido como V2V y entre el vehículo y la infraestructura V2I.

En este artículo, desde Castillo Grupo revisamos los diversos protocolos de comunicación inalámbrica, que están designados a efectuar los diseños de automóviles en el futuro. Los recursos de sistemas avanzados de asistencia al conductor (Advanced Driver Assistance Systems, ADAS), brindan unos horizontes muy elevados de amparo y protección a los usuarios de las carreteras. Siendo esto tan sólo el germen de lo que acontecerá durante los próximos años, el desarrollo tecnológico será imparable y servirá para distanciar aún más, al coche primigenio de finales del siglo XIX.

  • Finalidad de la comunicación vehículo a vehículo (V2V)

A día de hoy, los vehículos incorporan un gran número de instrumentos y tecnologías para facilitar la conducción y mejorar la seguridad de los pasajeros: GPS, ultrasonido, cámaras de visión, etc., pero en todos los casos la distancia está bastante limitada y no pueden “visualizar” más allá de un obstáculo cercano. La comunicación V2V habilita que los diversos vehículos se envíen mensajes a través de una transmisión inalámbrica, al utilizar una parte dedicada del “espectro electromagnético”, así como un nuevo estándar inalámbrico, 802.11p. Ofreciendo de tal manera,  un punto de acceso Wi-Fi en el coche y alrededor de éste.

  • Virtudes de V2V      

En Castillo Grupo, como ya es sabido por clientes/amigos, lectores del blog y seguidores de nuestras redes sociales, estamos a favor de todos los desarrollos tecnológicos que sirvan para reducir la siniestralidad en las carreteras. Por consiguiente, entendemos que la comunicación colectiva a través del V2V, servirá para gestionar un conocimiento más exacto del estado del tráfico en toda la red viaria. Lo que a su vez, contribuirá a: optimizar el estado de la circulación, aminorar los embotellamientos, los accidentes, así como minimizar las emisiones de gases contaminantes.

Se trata por tanto, de proporcionar una visibilidad de 360º, que permite a los vehículos transmitir automáticamente mensajes sobre: lo que hay alrededor de los mismos para mejora de la seguridad, conocer las posibles intersecciones,  condiciones ambientales de nuestra ruta, optimizar el tráfico rodado al evitar acelerones y frenazos bruscos o la reducción del flujo de tráfico.

  • Disminución de accidentes

Esta difusión de información entre vehículos, unido a que los mismos utilizarán ordenadores de a bordo, servirá para procesar las comunicaciones propagadas por el resto de vehículos con una alta frecuencia. De tal manera, se podrá determinar la posibilidad de choque, para advertir al resto de conductores, con la anticipación adecuada, con la consiguiente reducción del número de colisiones.

Asimismo, los vehículos al establecer comunicación entre ellos, conocerán por ejemplo: la existencia de un brusco frenazo a cien metros, si está un coche estacionado en doble fila en la siguiente calle o incluso, reducir la velocidad de manera instantánea, en el supuesto caso de estimar que la colisión es inevitable.

  • Implantación en un futuro cercano

En resumen, nos encontramos ante una tecnología con un enorme potencial, que requiere la implicación de un importante número de protagonistas para su inserción vial, de manera globalizada. Gran parte de las empresas automovilísticas están participando en proyectos relacionados con V2V e incluso, países como Estados Unidos desde su “Departamento de Transporte (DOT)”, que ambicionan agigantar la seguridad en carretera, al incluir en todos los coches el sistema V2V. Todo ello, proporcionará una fluida comunicación entre vehículos, que sin duda repercutirá en la disminución de accidentes en centros urbanos y carreteras. El DOT espera establecer la normativa para el año 2023.

-Nada combina mejor con una tecnología evolucionada como V2V, que un carburante innovador de última generación:

FÓRMULA MAX DIESEL

-Uno de los mejores carburantes del mercado, que suministra a nuestro motor la potencia y el ahorro necesarios, para convertirse en un referente icónico dentro del ámbito de los hidrocarburos.

      “Nuestro compromiso empresarial es ofrecer un producto excepcional”

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.