La etiqueta energética en las calderas de gasóleo

En Gasóleos a domicilio por adminDeje un Comentario

El 26 de septiembre de 2015 se aprobó la normativa europea ErP (Energy Related Product), que hace referencia al etiquetado energético, así como a su diseño ecológico. Dicha inscripción afecta a los equipos de calefacción de gasóleo y acumuladores de menos de dos mil litros, entre otros componentes, los cuales deben portar una etiqueta con el propósito de  describir su eficiencia energética y la protección medioambiental.

  • Más información al usuario

Como consumidores ya nos hemos acostumbrado que al comprar diversos electrodomésticos, advertimos una inscripción con una graduación de letras y colores que apuntan el grado de eficiencia energética del componente. De ese modo, los clientes no solo estamos al tanto de las características técnicas del objeto, sino  también sobre cuánta energía gasta, lo que evidentemente puede contribuir en la determinación final de la adquisición del producto.

  • Manifestaciones aportadas

Desde Castillo Grupo, vamos a realizar un análisis pormenorizado sobre los datos que proporciona la etiqueta. En ella, se encuentra el nivel de eficiencia estacional: indicado en una escala que abarca desde las categorías de mayor eficiencia (A+++) a menos eficaces (G). La norma de Ecodiseño exige que todas las calderas posean una evaluación como mínimo de B. Por otro lado, es importante remarcar que debe aparecer de manera separada, la eficacia para la calefacción y la producción de agua caliente sanitaria (ACS).

Igualmente, se indica el nivel de ruido emitido por el aparato medido en decibelios, así como la potencia térmica nominal del equipo de la calefacción y la cantidad de agua caliente capaz de producir con las letras XXS, M, L o XXL.

  • Eficiencia del Agua Caliente Sanitaria (ACS)

Con una letra y un color se identifica el rendimiento en la producción de ACS, según el perfil de consumo declarado. La mejor calificación energética es la A. La normativa de Ecodiseño obliga a tener una calificación, como mínimo de F.

  • Perfil de consumo

Se define con una letra la producción ACS declarada para una caldera concreta, con un código similar al de las letras de la industria textil (L, XL etc.).

  • Ahorro en ACS

Este pictograma señala que se trata de un equipo dispuesto para ahorrar energía en períodos sin demanda de ACS.

  • Cómo afecta la normativa a los instaladores

-Los instaladores tienen el deber de ubicar artículos verificados correctamente con la ErP, lo que supondrá  optimizar la eficiencia de las instalaciones.

-Asimismo, tienen la obligación de conocer cuáles son los productos que cumplen con las exigencias reglamentarias y cuáles no. De este modo, se encontraran capacitados para asesorar al cliente de las mejores opciones que dispone en un contexto determinado.

-En el supuesto caso de instalar varios elementos en la misma residencia, por ejemplo: caldera, regulación, acumuladores ACS etc., es imperativo computar la eficiencia energética del grupo asociado, así como de su etiqueta energética. Para mejorar el rendimiento técnico sobre conocimientos en materias relacionadas con el ErP, Castillo Grupo aconseja la realización de cursos de formación, herramientas específicas y todo tipo de enseñanzas dirigidas a la mejora técnica que orienta la regla europea.

  • Exigencias que deben cumplir los fabricantes de calderas

Los fabricantes tienen la obligación de diseñar todos los equipos y sistemas conforme a la referida normativa ErP. Esta regulación se aplica desde el 1 de agosto de 2015 para las bombas de circulación de bajo consumo y desde el 26 de septiembre de 2015 para productos de calefacción y producción de agua caliente sanitaria (ACS). Igualmente, los creadores son los responsables de proporcionar un etiquetado energético en todos los productos. En el caso de las calderas de gasóleo, la ErP obliga a fabricar solamente equipos de alta eficiencia, o lo que es lo mismo: calderas de condensación.

  • ¿La directiva europea exige cambiar la caldera antigua?

Los propietarios de las  viviendas  no tienen  obligación de cambiar las calderas que ya tienen instaladas, a pesar de no cumplir con las actuales normativas de Ecodiseño y Etiquetado Energético. Sin embargo, desde Castillo Grupo recomendamos reemplazar una caldera poco eficiente energéticamente, por otra con una mayor eficacia a pesar de no haber llegado al final de su vida útil. A medio plazo la inversión compensará, pues el ahorro económico y medioambiental será muy cuantioso.

  • Principales beneficios para la sociedad europea

-El cumplimiento de estas normativas europeas tiene como finalidad la reducción del conocido algoritmo: “20-20”, es decir reducir un 20% las emisiones de dióxido de carbono, al tiempo que se acrecienta un 20% la eficiencia energética.

-Asimismo la Unión Europea ambiciona disminuir la subordinación energética exterior de los países miembros, así como luchar contra el cambio climático y el efecto invernadero al decrecer las emisiones de dióxido de carbono.

-Los consumidores también obtendremos provechos de estas medidas, pues tendremos acceso a equipos de mayor eficiencia energética (lo que nos permitirá la capacidad de un mayor ahorro energético, así como económico).

-Del mismo modo, dispondremos de mayor información sobre los aparatos que pretendemos adquirir. Por lo tanto, debido al etiquetado energético de sistemas, se aporta un formidable “plus de referencia”, que nos ayudará a realizar una objetiva valoración tanto de los equipos a obtener, como de la instalación completa.

  • Normativas que regulan el etiquetado

-El etiquetado europeo se encuentra regulado en las Directivas de “Ecodiseño-Ecodesign”: 2009/125/EC y en la Directiva 2010/31, en relación a la eficiencia energética.

-Del mismo modo existe un calendario muy diligente, concerniente a la legislación de certificaciones energéticas obligatorias de diferentes países europeos sobre los productos que consumen energía.

-De la misma manera, la Directiva Europea 2010/30/CE, conocida como la Directiva sobre etiquetado energético: Energy Labelling, se refiere a la observación del consumo de energía, así como de otras previsiones por parte de los productos atañidos con la energía a través del etiquetado y la aclaración a los clientes conclusivos.

-Como conclusión, una vez realizada la elección correcta de la caldera que mejor se ajusta a nuestras necesidades, nos queda por finiquitar una de las acciones determinantes para que la caldera obtenga un excelente rendimiento: ponernos en contacto con la distribuidora comercial DIBAGAS  que nos suministra un gasóleo que mejora la calidad de ignición, con un aminoramiento del consumo de hasta un diez por ciento, con un índice de cetano superior que garantiza la combustión completa del combustible, así como una reducción de los costes de mantenimiento de la caldera:

FÓRMULA MAX DIESEL C

“El rendimiento energético más elevado al coste más económico”

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.