Cómo conducir sobre nieve y hielo

En Seguridad Activa, Seguridad en tu camino, Seguridad Pasiva, Seguridad Vial por adminDeje un Comentario

El veinte por ciento de los accidentes mortales tienen lugar en condiciones meteorológicas adversas, la nieve y el hielo son dos de los fenómenos que más desamparo provocan en el ámbito circulatorio. Si efectuamos un mantenimiento conveniente al vehículo y nos informamos del estado de las redes viarias antes de iniciar el viaje, nos ayudará a prevenir situaciones de riesgo, ante un temporal de nieve y frio.

  • Inconvenientes que origina la nieve en la conducción

Durante el transcurso de las nevadas se producen fundamentalmente dos aspectos: limitación de la visibilidad y pérdida de adherencia, especialmente cuando se originan placas de hielo, producto de la congelación de la nieve, a consecuencia de las bajas temperaturas en el ambiente. En muchas ocasiones, escasamente perceptible, sobre todo en zonas sombrías, con el consiguiente riesgo que ello conlleva.

-Desde Castillo Grupo, vamos a proporcionar una serie de consejos y advertencias, que nos serán muy útiles para salir con éxito de éstas situaciones peliagudas:

  • Nieve

Como ya habíamos relatado en una entrada anterior al blog, durante los inicios de las nevadas es cuando la carretera se muestra más resbaladiza y por tanto más peligrosa. Con el paso del tiempo la acumulación de nieve se intensifica, hasta tal punto de no poder transitar sin la ayuda de las cadenas o neumáticos de invierno.

-Riesgos:

-La nieve enmascara las señales y marcas viales.

-Asimismo, mengua la visibilidad del conductor, lo que puede desembocar en sensación de mareo, cansancio y fatiga ocular.

-Amenaza de deslizamiento y pérdida de control del vehículo.

-Modo de actuación:

-Encenderemos el alumbrado de cruce.

-Reduciremos la velocidad.

-Aumentaremos la distancia de seguridad.

-Transitaremos por las rodadas de otros vehículos.

-En carreteras de varios carriles, siempre por el de la derecha.

-Conduciremos con suavidad y anticipación, para verificar posibles contingencias.

-Evitaremos giros bruscos o violentos con el volante.

-Las frenadas las realizaremos con extremada delicadeza y siempre que podamos utilizaremos el “freno motor”.

-Circularemos en marchas altas (según las circunstancias), para no administrar demasiada potencia a las ruedas motrices.

-No frenaremos nunca dentro de una curva o con el volante girado, pues perderemos adherencia y nos saldremos de la vía.

-Si necesitamos frenar en una curva, levantaremos ligeramente el pie del acelerador y controlaremos el vehículo con el volante.

-Si tenemos “ESP”, lo activaremos.

  • Hielo, el riesgo oculto

El hielo es menos evidente que la nieve, pero es más amenazador, puesto que  normalmente no se percibe hasta que no se circula por encima de él. Por ello, desde Castillo Grupo aconsejamos “adelantarnos visualmente” a lo que pueda ocurrir, con lo que lograremos prevenir muchas contingencias de inseguridad.

-Riesgos

-La adherencia de un vehículo sobre el hielo es muy inferior que sobre la nieve, por ello debemos de extremar las precauciones al rodar sobre él.

-La ubicación del hielo suele encontrarse en zonas sombrías, terrenos emplazados en dirección norte, calzadas o puentes cercanos a ríos, pantanos, lagos etc. Al producirse excesos de caudal, el agua puede congelarse durante la noche en la calzada.

-Al deshacerse la nieve, el agua que fluye por el asfalto en las zonas peraltadas, puede helarse durante la parte final del día.

-Modos de actuación

-La recomendación de Castillo Grupo, es que disminuyamos la velocidad y ponderemos la serenidad en las tracciones, al proceder con el volante, el freno y el acelerador.

-Cuando nuestro coche nos indique que la temperatura exterior es de tres o cuatro grados (habitualmente a través de un pitido, según modelos), nuestros sentidos permanecerán alerta al cien por cien, al ser un indicio manifiesto que puede empezar a helar.

-Al pasar por encima de una placa de hielo, elevaremos lentamente el pie del acelerador y controlaremos la trayectoria del vehículo con movimientos ligeros del volante. Si no nos queda más remedio que frenar, también lo ejecutaremos con suavidad, con la excepción de si vamos equipados con “ABS”, con el que podemos frenar “a tope” para no bloquear las ruedas.

  • Los colores de la nieve según la DGT

Como ya habíamos visto en una entrada precedente en el blog, la Dirección General de Tráfico dispone de una señalización manifestada mediante un “código de colores”. La cual nos proporciona conocer en cada momento, en que situación se encuentran las calzadas, en función de la nieve acumulada en la mismas.

 

Nivel verde. Comienza a nevar

-Límite de 100 km/h en autopistas y autovías, y 80 km/h en el resto de las vías.

-Los camiones circularán por el carril derecho y no podrán adelantar.

-Eludiremos los puertos, acentuaremos la moderación en la conducción.

Nivel amarillo. Parcialmente cubierto.

-Cautela. Se prohíbe circular a camiones y vehículos articulados.

-Los turismos y autobuses no pueden  superar la velocidad de 60 km/h.

-Prescindiremos de maniobras bruscas.

-Durante los descensos y trazados en curvas: rebajamiento de la velocidad.

Nivel rojo. Carretera cubierta.

-Prohibido circular a vehículos articulados, camiones y autobuses.

-Los turismos y autobuses no rebasarán la velocidad de 60 km/h.

-Sólo se puede transitar con cadenas o neumáticos de nieve a 30 km/h.

Nivel negro. Mucho espesor.

Restringida la circulación de manera global.

-Si nos quedamos bloqueados, no abandonaremos el vehículo.

-Para no entorpecer a los quitanieves, estacionaremos lo más bordeado posible.

 https://www.castillogrupo.com/blog/wp-content/uploads/2014/12/nieveAlonso.png

 Los puertos que se prevén más conflictivos

CARRETERA                      PUERTO                                                  ALTITUD

A-15               Leitzarán (Berastegi-Villabona (SS)                                     +/- 500 m

N-I                  Etxegarate (Alsasua-Idiazábal (SS)                                      658 m

N-111             Piqueras (La Poveda (SO)-San Andrés (LO)                        1710 m

N-120             La Pedraja (Villafranca-Zalduendo (BU)                             1130 m

N-121-A         Belate (Arraitz-Almandoz (NA)                                           847 m

N-122             El Madero (Matalebreras-Aldeapozo (SO)                           1144 m

N-141             El Portillón (Bossost (L)-Francia)                                        1320 m

N-152             Collada de Toses (Ribes Freser-Puigcerdá (GI)                   1800 m

N-211             Las Traviesas (Castel Cabra-Gargallo (TE)                          1180 m

N-230             Accesos Túnel de Vielha (Sopeira (HU)-Vielha (L)            1593-1396 m

N-232             Querol (Virgen Vallivana-Morella (CS)                               1080 m

N-232             Torre Mirço (Morella-Lími. provincia Teruel (CS)              1250 m

N-240             Barazar (Ubidea-Ceanuri (BI)                                               604 m

N-403             La Paramera (El Barraco-Ávila (AV)                                   1395 m

N-420             El Esquinazo y Sant Just (Perales Alfambra-Escucha (TE) 1370/1452 m

N-502             El Pico (Venta del Obispo-Cuevas del Valle (AV)              1391 m

N-611             Pozazal (Pozazal-Fombellida (S)                                          987 m

N-621             San Glorio (Llávanes Reina (LE)-Bores (S)                         1609 m

N-623             El Escudo (Cabañas Virtus-Luena (S)                                  1011 m

N-625             El Pontón (Vegacerneja-Oseja (LE)                                    1290 m

N-630             Pajares (Puente Fierros (O)-Pola Gordón (LE)                     1379 m

Para aumentar la información y estar al tanto de las incidencias en los puntos conflictivos de nuestro recorrido, Castillo Grupo recomienda consultar: www.dgt.es/es/el-trafico/recomendaciones/puntos-conflictivos/

-En resumen, sostener una velocidad constante, conducir sin brusquedades y mantener una distancia espaciosa de seguridad, son reglas básicas para circular sobre nieve. Además es trascendental que repostemos un carburante de última generación, con una formulación avanzada, capaz de reducir el consumo, aumentar la potencia, lograr un mejor arranque en frío, aminorar las emisiones contaminantes, prolongar la vida útil del motor y en definitiva obtener el máximo de prestaciones, gracias a los paquetes de aditivos multifunción, incluidos en su excelente composición:

FÓRMULA MAX DIESEL

“La garantía de salir airoso de las situaciones circulatorias más complejas”

 

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.