Leyendas falsas sobre el tráfico

En Información, Seguridad Pasiva, Seguridad Vial por adminDeje un Comentario

Imperan falsos mitos, nociones equivocadas referentes al tráfico, que de tanto repetirlas muchos conductores las convierten en artificiosas autenticidades. Lo único que provocan estas falsedades son accidentes, producto del desconocimiento.

Castillo Grupo, a través de este post, clarificará y desmentirá los rumores más frecuentes sobre las normas de circulación:

  • Los ciclistas disfrutan de preferencia en los pasos de peatones

Afirmación falsa, puesto que los ciclistas cuando atraviesen un paso de peatones, inexcusablemente deben bajarse de la bicicleta y comportarse como un peatón. Sí, tienen primacía de paso al circular por carriles-bici, lugares habilitados para ciclistas o bien por el arcén. Pero en ningún caso en los conocidos popularmente como “pasos de cebra”.

  • Está prohibido traspasar la línea continua en el momento de adelantar a un ciclista

Los vehículos, pueden adelantar a los ciclistas, aunque exista una raya continua. Se puede ocupar parte o en su total integridad el carril contrario, con la finalidad de salvaguardar la separación de seguridad necesaria (como mínimo un metro y medio). Por su puesto, siempre que la circulación lo permita, sin poner en peligro a ningún otro conductor.

  • Está permitido sobrepasar los límites de velocidad para adelantar

Otra afirmación equivocada. Excepcionalmente, pueden rebasar los límites de velocidad las motos y turismos en 20 km/h, en carreteras convencionales y bajo situaciones muy concretas.

  • Las sillas de niños adaptadas a los vehículos se pueden situar en ambos sentidos

Mucho cuidado con este tema, puesto que no todas las sillas infantiles se deben orientar en ambos sentidos. Las denominadas “grupo 0” (para los más pequeños), se situarán de forma contraria a la marcha del automóvil.

  • En los carriles de aceleración, se cede el paso al final del mismo

Al acceder a una autopista o autovía a través de un carril de aceleración, tenemos que detener nuestro vehículo al comienzo del mismo. De tal forma, al tener por delante una distancia suficiente, podemos lograr la velocidad conveniente para realizar la incorporación a la nueva vía.

  • Ceder el paso a los autobuses que se incorporan a la vía no es necesario

Otro grave error. Los conductores tenemos que posibilitar la circulación de los vehículos de transporte de pasajeros en el casco urbano. Si es necesario, nos pararemos, para que el profesional del transporte (en este caso autobús), se integre al carril circulatorio.

  • En autopistas o autovías, no existe el precepto de facilitar la incorporación

Este es un tema desconocido para gran parte de los conductores. Por supuesto que tenemos la obligación de simplificar y colaborar en la incorporación de otros vehículos, desplazándonos hacia el carril izquierdo o  aminorando la velocidad, en función de las condiciones circulatorias.

  • Podemos circular por el carril izquierdo siempre que lo deseemos

Es absolutamente erróneo. Éste un tema especialmente sensible para Castillo Grupo, al producirse numerosos incidentes debido a su incumplimiento. En vías de varios carriles, siempre circularemos por el de la derecha. El resto de carriles los utilizaremos exclusivamente para adelantar, finalizada la maniobra, retornaremos al de la derecha

  • Al conducir, podemos abandonar una glorieta por dónde queramos

Norma de incumplimiento cotidiano y de manera reiterada. En las glorietas con más de un carril siempre  saldremos de ellas desde el carril de la derecha (el más exterior, a la misma). De esta manera, evitaremos escenarios de inseguridad, como las inducidas por el cruce de trayectorias con otros vehículos. Tema que tratamos en profundidad en una entrada precedente al blog:

Claves para conducir en las rotondas

  • Los conductores noveles tienen las mismas normas que los experimentados

Muchos jóvenes con el carnet de conducir recién obtenido, desconocen ciertas particularidades específicas. Por ejemplo, que inician su andadura como conductores con sólo ocho puntos y la tasa de alcoholemia se establece en 0,15 mg/l, inferior a la del resto de conductores y por supuesto deben llevar de forma visible el distintivo  “L”.

  • Accionar el intermitente nos da prioridad para cambiar de carril, girar o adelantar

Creencia completamente equivocada, pues el indicar una maniobra a través del intermitente no proporciona ninguna prioridad, simplemente intención de querer realizar una acción concreta. Únicamente concede prioridad, en la situación en que dos vehículos circulan uno delante del otro y señalizan a la vez, con la intención de maniobrar. En este caso concreto, muestra preferencia el primero de ellos.

  • Si no alcanzamos la tasa permitida de alcohol, no existe ningún riesgo

Este es uno de los puntos más graves extendidos entre muchos conductores, de los citados en el presente artículo. El alcohol, siempre influye negativamente en la conducción, pues altera nuestras condiciones físicas y mentales. La mejor tasa de alcoholemia que Castillo Grupo recomienda, es CERO.

-Una vez desmitificadas esas “leyendas urbanas” que existen sobre el tráfico rodado, solamente nos queda  realizar una cuestión determinante:

Repostar uno de los mejores carburantes del mercado, jamás ideado anteriormente. Con él, dentro de nuestros vehículos, conseguiremos una potencia nunca percibida con anterioridad, un ahorro sustancial para nuestra economía y lo más sorprendente, una prolongación de la vida útil de nuestro motor, prácticamente inigualable:

FÓRMULA MAX DIESEL

“Un carburante icónico para el contexto energético”         

 

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.