Castillo Grupo establece sistemas de verificación sobre la calidad de sus carburantes

En Calidad, Información por adminDeje un Comentario

En la línea corporativa de conseguir la excelencia en sus productos, Castillo Grupo ha creado un método de investigación y control de los carburantes que comercializa.

Del mismo modo, acrecienta la metodología (regularidad y disciplina) al realizar análisis y comprobaciones asiduas de todos los hidrocarburos que suministra  en sus Estaciones de Servicio, así como en su distribuidora comercial DIBAGAS.

  • Recepción del gasoil

La mayor dificultad que se puede originar durante este proceso es el tiempo que transcurre entre la carga en la cisterna y el vaciado de la misma. El motivo que puede alterar las condiciones del carburante, es una posible variación de temperatura determinada, a lo largo del transporte y su posterior almacenamiento. Para evitar cualquier contratiempo, Castillo Grupo vigila las contingencias más frecuentes, que son las siguientes:

-El perfecto estado del producto recibido

-La temperatura adecuada

-El contenido en agua, tanto decantada como disuelta

-Porcentaje de FAME

-Aditivos correspondientes

  • Almacenamiento

El carburante se retiene en tanques enterrados, lo que proporciona una temperatura homogénea. Asimismo, existe la posibilidad de filtraciones de agua debidas a pequeñas fisuras en los tanques o bocas de hombre. Castillo Grupo, soluciona éste problema al elevar las arquetas del nivel del suelo o bien a través de la instalación de bocas de hombre estancas.

-De la misma forma, se suman los controles de agua decantada a través de una sonda denominada, “pasta busca aguas” [al superar el límite establecido de medio centímetro]. Acción, que consiste en comprobar la cantidad de agua disuelta en los depósitos, a través de un medidor y así poder confirmar o no, la presencia de bacterias, mediante un kit estipulado para tal fin.

  • Repostaje

El carburante fluye desde los depósitos a los surtidores, una vez que ha sido depurado por unos filtros, que ejercen la señalada labor de interceptar los contaminantes físicos y microbiológicos.

  • Seguimiento y medición del producto

Este proceso se compone de tres apartados fundamentales. El primero de ellos, a través de un Plan de Muestreo, el cual sirve para recoger la frecuencia, lugar, responsable y la instrucción de trabajo que se debe asignar.

El segundo, Ensayos Internos, fundamentados en inspecciones documentales, toma de muestras, presencia de agua (ya referida), color y sedimentos, temperatura y densidad, micro organismos y trazador fiscal. Todas las revisiones aparecerán registradas en las hojas de confirmación del “Pedido de Combustible” y en las “Comprobaciones en Depósitos”.

Por último, destacar los Ensayos Externos, realizados por un laboratorio acreditado por ENAC, cuya verificación quedará reflejada en la documentación denominada como “Comprobación de Ensayos”.

Toda esta casuística forma parte del “Sistema de gestión integrada de procesos de calidad para hidrocarburos de última generación”, que Castillo Grupo ha desarrollado para poder comercializar, probablemente, el mejor carburante del mercado:

FÓRMULA MAX DIESEL

“El Rigor y la precisión en el trabajo, son nuestras señas de identidad”

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.