Cómo evitar un golpe de calor durante la conducción

En Consejos al volante, Información, Seguridad Vial por adminDeje un Comentario

Un golpe de calor (o shock térmico),  es uno de los casos más graves de hipertermia.

Es el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a las altas temperaturas, también puede deberse a un exceso de ejercicio físico, en ambientes de mucho bochorno. La ausencia de hidratación produce que varios órganos dejen de ejercer su propósito, como lo harían de forma habitual.

  • La peligrosidad de los golpes de calor en la conducción

Lógicamente, los golpes de calor son más habituales en verano. Al tratarse de un incidente con elevadas temperaturas, éstos pueden llegar a derivar en problemas muy graves de salud e incluso la pérdida de la vida. Por ello, desde la Corporación Castillo Grupo, consideramos esencial saber cómo proceder en estos contextos (sobre todo en el ámbito de la conducción), así como las medidas preventivas que debemos adoptar para tratar de evitarlos.

Cómo nos preocupa especialmente la salud de los más desprotegidos, hemos dedicado un apartado especial para los niños, víctimas improvisadas de lamentables episodios dentro de los vehículos, como consecuencia de despistes o escasez de información por parte de los padres, o responsables de los mismos, en esos momentos tan críticos para la salud de los pequeños.

  • Síntomas del Golpe de Calor

Los principales síntomas del golpe de calor son la elevación de la temperatura corporal superior a 40ºC (fiebre o hipertermia), alteraciones del estado de conciencia que pueden acompañarse de convulsiones, diferenciándose de la insolación, que el golpe de calor muestra, la piel seca y muy caliente.

  • Del mismo modo, pueden presentarse otros indicios muy reveladores como:

-Respiración superficial y rápida.

-Fatiga y debilidad.

-Mareos, náuseas e incluso vómitos.

-Calambres musculares.

-Dolor de cabeza intenso y confusión.

-Taquicardia (ritmo cardiaco muy rápido) y pulso débil.

  • Grupos de población más vulnerables a un golpe de calor

-Niños menores de 5 años y personas mayores de 65.

-Personas que desarrollen actividad o esfuerzos físicos en horas de calor intenso.

-Individuos con enfermedades cardíacas, crónicas o hipertensas.

-Pacientes que se encuentren bajo tratamiento farmacológico.

-La ingesta excesiva de alcohol incrementa las posibilidades de padecer un golpe de calor.

  • Sistemas de prevención, para evitar un golpe de calor:

-Hidratarse con frecuencia, por lo menos 2 litros de líquido al día, preferentemente agua o bebidas isotónicas.

-No beber alcohol, ni bebidas con cafeína (estimulantes), así como las que contengan un exceso de azúcar, pues colaboran en la pérdida de líquidos.

-Prescindiremos de las comidas cuantiosas.

-Nos mantendremos alejados del calor, situándonos en lugares frescos y a la sombra.

-Es determinante llevar la cabeza cubierta, será en ella donde percibiremos los primeros síntomas del golpe de calor.

-Ante cualquier indicio o signo de sufrir un golpe de calor, llamaremos al 112  inmediatamente.

  • Crecimiento de las temperaturas en el interior de un vehículo

El incremento de la temperatura dentro de un vehículo, deriva de varios condicionantes, entre los cuales podemos subrayar: el aislamiento térmico, la temperatura exterior, la radiación solar directa y el tiempo de exposición.

  • Con una temperatura ambiente de 29ºC, la temperatura interior aumenta casi 20ºC en los primeros 45 minutos de exposición.
  • Con una temperatura ambiente de 39ºC, existen zonas en el interior del vehículo, donde la temperatura se acerca a los 70ºC.
  • En 2 horas y media, sin ventilación, la temperatura interior es un 88% mayor que la exterior.
  • Mucha atención con los niños, ante temperaturas elevadas en el vehículo

Un crío, que se encuentre solo, en un vehículo durante 10 minutos seguidos, con una temperatura exterior de 25 grados, es factible que padezca un golpe de calor según los datos de un informe de la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría.

  • Quemaduras por contacto con el revestimiento de los asientos

Castillo Grupo advierte, que ciertos revestimientos o elementos interiores de los coches pueden alcanzar temperaturas superiores a los 80 grados, capaces de producir quemaduras “por contacto”. Debemos evitar estas condiciones de inseguridad tan graves, lo más aconsejable es no dejar a los niños NUNCA solos en el coche (no sirven los pretextos: sólo es un minuto, recoger un paquete, comprar el pan etc.)

  • Recordatorio con objetos personales

Una vez aparcado el vehículo, nos cercioraremos que hemos cerrado correctamente, para que los chavales no entren por su cuenta. Por otro lado, aunque parezca increíble, muchos padres se “olvidan” de sus hijos en la parte trasera del coche. Para evitarlo, es recomendable, ubicar objetos personales en los asientos de atrás, de tal manera que nos sirva para acordarnos, que hay un menor que puede quedar desamparado.

  • Mayor sensibilidad en los niños

Según las manifestaciones de la secretaria del Comité de Prevención de Lesiones infantiles, de la Asociación Española de Pediatría, María Jesús Esparza: “los principales síntomas de los golpes de calor son fiebre o incremento de la temperatura corporal por encima de los 40 grados, así como debilidad, mareos, vómitos, dolor de cabeza intenso y taquicardia”.

Asimismo, la doctora subraya, que la mayoría de las víctimas por hipertermia (aumento de la temperatura interna, por encima de los 40 °C, a consecuencia de una mayor producción del calor o de una reducción de la pérdida de él, sin que se produzca un ajuste del centro termorregulador), tienen menos de 5 años. Ello es debido, a que su temperatura corporal aumenta mucho más deprisa que en un adulto, su sistema respiratorio, en pleno desarrollo, también les hace más vulnerables al calor.

  • Pedir ayuda al 112

Si nos encontramos un niño en el interior de un vehículo al sol, la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), indica que lo primero que hay que hacer es avisar a los servicios de emergencia (112). Del mismo modo aconsejan abrir el vehículo (siempre de forma segura). Sí el menor no fuera capaz, romperíamos el cristal de la ventanilla más alejada del pequeño.

-Desde la Corporación Castillo Grupo, requerimos la máxima atención ante cualquier síntoma que nos indique la presencia de un golpe de calor, más aun si cabe con los niños, mucho más susceptibles de padecerlo.

-Por último, una vez que todos los pasajeros del vehículo se encuentren “frescos” y en plenitud de facultades, repostaremos en nuestro vehículo un carburante de última generación, tecnológicamente muy desarrollado, que nos proporciona un gran ahorro económico, mayor potencia en el motor, así como la obtención de las máximas prestaciones:

FÓRMULA MAX DIESEL

       “La consecución de la excelencia, en la configuración energética del futuro”

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.