Tener a punto el camión de cara al invierno

En Consejos al volante, Información, Neumáticos por adminDeje un Comentario

La proximidad de los rigores climatológicos que el invierno trae consigo, hace que los desplazamientos sean más complejos. Para conseguir una conducción segura y tranquila, en particular en el transporte profesional, es necesario que tengamos nuestro vehículo en las mejores condiciones técnicas para ahorrarnos sobresaltos económicos y sobre todo y lo más importante, posibles incidentes circulatorios.

  • Más prevención con el invierno

Durante esta época la meteorología es más rigurosa, lo cual provoca que la manera de enfrentarnos a la carretera sea más “comedida”, puesto que nuestra integridad se verá más amenazada si no adoptamos una serie de medidas protectoras, que serán de gran utilidad a la hora de ponernos frente al volante.

  • Eventualidades más inminentes

Cómo ya es sabido por todos los profesionales de la carretera, que visitan y relatan todo lo acontecido durante los trayectos en las Estaciones y Áreas de Servicio de Castillo Grupo durante sus períodos de descanso, uno de los enemigos más destacados en los trayectos invernales son las “bajas temperaturas” existentes en el asfalto, lo que provoca la disminución de la adherencia de los neumáticos, con el consiguiente riesgo que ello comporta.

Asimismo, debemos destacar la aparición del hielo, el cual se mantiene durante prácticamente todo el día en zonas de penumbra o con orientación norte. No podemos confiarnos al pensar que la  presencia del sol mitiga la contrariedad, nada más lejos de la realidad, puesto que en muchas ocasiones esto no sucede así.

Otra complicación sobrevenida durante la estación invernal es la falta de visibilidad, provocada por la niebla, el empañamiento de los cristales originado por las diferencias térmicas entre el exterior y el interior, así como por la aparición de la lluvia, la nieve y por supuesto la reducción de las horas de luz existente a lo largo de las jornadas laborales.

  • La prioridad de tener el camión en perfecto estado

Por lo tanto, es primordial tener el vehículo en perfecto estado de revista. De tal forma, desde Castillo Grupo, como ya es sabido por todos nuestros clientes, amigos, seguidores de las redes sociales y lectores del blog, una de las convicciones más profundas que poseemos dentro de la “filosofía empresarial”,  es la de velar e intentar paliar todas las necesidades que surjan a los transportistas de mercancías terrestres.

Por ello, recomendamos encarecidamente  la revisión de diversos  mecanismos básicos del camión para sortear sobresaltos y momentos incómodos. En algunas ocasiones, la verificación la podemos efectuar en primer persona, pero lo más aconsejable es acudir a un “taller de confianza” para obtener los máximos avales.

Comprobemos cuáles son esos puntos de verificación indispensables, que debemos inspeccionar para desplazarnos  con más cautela durante los meses fríos del año:

  • Dirección

Es trascendental que ésta transmita con toda exactitud las sensaciones del asfalto sobre el que transitamos, en clara conexión con los neumáticos.

  • Limpiaparabrisas

Durante todos los inicios invernales necesitamos escrutar el estado de los limpiaparabrisas y substituirlos cuando se encuentren en deficientes condiciones. La mejor forma de confirmar el buen funcionamiento de los mismos es que “barran” de manera homogénea toda la superficie acristalada, sin ralladuras, ruidos incómodos y área afectada completamente traslúcida.

  • Mejorar el arranque en frío

Para no tener problemas a la hora de arrancar nuestro camión, incluso ante las condiciones más adversas, suministraremos a nuestro motor un carburante de última generación, FÓRMULA MAX DIESEL, el cual gracias a sus paquetes de aditivos multifunción, favorece increíblemente el arranque del motor a pesar del frío más intenso. Para conocer muchas de las ventajas de FMD, invitamos a nuestros lectores a consultar una entrada anterior al blog: ¿Por qué Fórmula Max Diesel es un carburante de alta calidad?

  • Anticongelantes y líquidos

En lo concerniente al anticongelante, éste no puede faltar y por supuesto encontrarse en condiciones óptimas de actividad, para soportar sin contratiempos las bajas temperaturas. En cuanto al nivel de los líquidos del camión, estableceremos los estándares reglados por el fabricante.

  • Frenos

Todos los conductores experimentados son conocedores que las bajas temperaturas  prolongan la distancia de frenado. Por lo tanto, es necesariamente destacado certificar el correcto funcionamiento y articulación de los frenos, así como del tacto del pedal, latiguillos, discos y pastillas (estas últimas supeditadas a un gran desgaste). El líquido del circuito de frenos debe permanecer en la marca que dispone el depósito, para que la presión sea la apropiada.

  • Sistema de climatización

Es un elemento fundamental para mantener la temperatura adecuada en el interior de la cabina, el cual también nos servirá para evitar el empañado de las lunas. Revisaremos los filtros y en caso de deterioro o excesiva suciedad los sustituiremos.

  • Luces

Encenderemos las luces de cruce durante la conducción diurna. Igualmente, revisaremos la regulación en altura para sacar el máximo provecho a la parábola luminosa que crean, así como que irradien luz con la suficiente competencia, sin deslumbrar al resto de los usuarios de las redes circulatorias.

Por último comprobaremos el resto de luces, con especial atención en las antiniebla, para ver y ser vistos. Para incrementar nuestros conocimientos sobre este tema podemos asesorarnos en una entrada anterior al blog: “Inspección de Seguridad para los camiones”

  • Neumáticos

Significan el nexo de unión entre el vehículo y el pavimento sobre el que circulamos, por eso tienen tanto interés dentro del ámbito circulatorio. La normativa dispone que la profundidad del dibujo sea como mínimo de 1,6 mm, aunque para mayor seguridad es recomendable que los canales para desalojar el agua o la nieve alcancen los 3 mm.

Presión Neumáticos

Del mismo modo, nos cercioraremos que los flancos y la superficie de contacto del neumático no muestren cortes ni deformaciones, así como desgastes irregulares. Por supuesto, se encontraran perfectamente homologados y mantendremos la presión adecuada que marca el fabricante.

  • Batería

Las temperaturas bajas disminuyen la capacidad de la batería, que durante el invierno está sometida a una mayor necesidad de trabajo, al responder  a las demandas de los sistemas adyacentes del vehículo (luces, climatización, limpiaparabrisas, luneta térmica, calefacción asientos etc.). El líquido de las celdillas de la batería se situará al nivel adecuado, asimismo protegeremos los bornes de la misma con grasa indicada para tal fin, con el propósito de preservarla ante las duras inclemencias del tiempo.

Una vez que tenemos el vehículo perfectamente revisado, repostaremos un carburante de última generación, que consigue aumentar la potencia, reducir el consumo, lograr un mejor arranque en frío y en definitiva, obtener el máximo de prestaciones gracias a los paquetes de aditivos multifunción que integran su composición:

FÓRMULA MAX DIESEL

“Una leyenda de los hidrocarburos que marca el futuro energético”

 

Compártelo

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.